Cómo un antihistamínico me salvó la vida al volante

Escrito por: Concesur el 24 abril, 2018
alergia

Concepción tiene 49 años y padece alergia al polen. Cada vez que tiene que conducir, recuerda aquella tarde de 2011 en la que sufrió un ataque de asma al volante: “Me empecé a quedar sin respiración y cada vez tenía menos control sobre el coche. Menos mal que encontré mi ventolín y pude sofocarlo a tiempo. Desde entonces, nunca me monto en el coche sin él”.

El caso de Concepción es muy común, ya que, según un estudio realizado por la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), entre el 2 y el 5% de los accidentes en carretera son provocados por algunos efectos de la alergia, como la tos, un estornudo o la conjuntivitis.

Con la llegada de la primavera, el peligro de sufrir alergia se multiplica considerablemente. Por ello, todos aquellos que la padecen deben tomar algunas precauciones para paliar de alguna manera sus efectos. En los conductores, esta prevención es fundamental, ya que puede reducir notablemente la posibilidad de sufrir un accidente.

Dependiendo del tipo de alergia que sufra, el remedio puede será diferente. Hay que tener en cuenta el efecto que nos provoca sufrir esta afección y de qué forma podría perjudicar nuestra conducción para ver qué tipo de tratamiento podemos seguir.

Cuidado con los medicamentos

Uno de los principales problemas que se generan a la hora de conducir con alergia es compaginarlo con un tratamiento. Por lo general, la mayoría de medicamentos que se recetan para combatir esta patología son antihistamínicos, cuyos principales efectos suelen ser sueño y visión borrosa.

alergia

Por eso, antes de ponernos al volante, es importante conocer todas las consecuencias que pueden acarrear consumir estos medicamentos. Es fundamental que consultemos previamente con nuestro médico de cabecera o el farmacéutico de qué forma podemos compatibilizar este tratamiento contra la alergia con la conducción.

También debes tener en cuenta que debes leer el prospecto para conocer de primera mano todas las recomendaciones por parte de la marca y los posibles efectos secundarios. Dependiendo del tipo de tratamiento que estés siguiendo, puede ser recomendable empezarlo unos días antes para que el organismo se acostumbre a sus efectos. Eso sí, siempre bajo la supervisión de un experto.

Cinco consejos para conducir con alergia

Aunque lo ideal es seguir los consejos de tu médico, sí te podemos dar algunas recomendaciones alternativas para reducir los efectos de la alergia mientras conduces:

·Mantener limpios los filtros de polen: El aire acondicionado se convierte en el principal enemigo de los alérgicos cuando van en coche. Procura mantener el filtro antipolen siempre en buenas condiciones para que nos proteja dentro de lo posible.

alergia

·No realizar viajes durante el amanecer y el atardecer: Durante esta parte del día, los efectos del polen son más intensos. Por eso, intenta evitar el coche para no sufrirlos.

·Evitar el tabaco: La tos es uno de los efectos más importantes de la alergia. El humo del tabaco puede provocar que esta expectoración se multiplique y empeore nuestro estado.

·No dejar el coche en zonas húmedas: En climas húmedos, los efectos de la alergia son mucho más potentes, así que evitando pasar por estos lugares evitamos que nos afecte en mayor medida.

·Limpiar el coche cuando se transporte un animal: Cuanto más limpio mantengamos nuestro coche, existe una menor probabilidad de que se cuelen bacterias y microorganismos.

Por eso, si eres alérgico y te toca ponerte al volante, sigue estos consejos para evitar que conducir se convierta en un problema y te dificulte viajar en coche.

Si estás interesado en un Mercedes nuevo aquí puedes ver todos los modelos.

Si prefieres un Mercedes ocasión, te ofrecemos los mejores precios.