Aparcar con la radio apagada: una manía más frecuente de lo que esperabas

Escrito por: Concesur el 19 octubre, 2017

¿Cuáles son tus manías? ¿Tú también eres de los de aparcar con la radio apagada?

No importa si conduces por la jungla urbana o por el campo. Todos finalizamos el trayecto del mismo modo. Aparcar con la radio apagada es una costumbre más común de lo que piensas. Esta manía afecta a todo tipo de conductores, desde los noveles hasta los más avezados. Y a todo tipo de coches, desde los que prefieren el escurridizo smart hasta lo que se abren paso con el todoterreno del Mercedes Clase G. Pero, ¿por qué lo hacemos? ¿Hay alguna razón que lo justifique desde la psicología? ¿Es lo más recomendable para aparcar?

Como si de un ritual se tratase el cazador avista su presa. Ha localizado su aparcamiento y vigila expectante para que nadie ose arrebatárselo. Inmediatamente apaga la radio y comienza a maniobrar. ¿Te resulta familiar esta escena?tasar coche gratis

Aparcar con la radio apagada es una de las manías más comunes al volante. Entre estas costumbres que ejecutamos de manera automática, sin apenas ser conscientes, también entran: conducir agarrando la palanca de cambios, apoyar el brazo en la ventanilla, conducir con el pie sobre el embrague…

Sin embargo, aparcar con la radio apagada responde a una conducta de seguridad estrictamente relacionada con nuestra atención. Automatizar la conducción para hacerla más cómoda y confortable puede parecer un acierto. Y realmente lo es siempre y cuando no comprometa nuestra seguridad.aparcar con la radio apagada

La lógica de nuestro cerebro hace que activemos nuestra atención ante situaciones que requieren un mayor grado de concentración. Es por ello que eliminamos cualquier estímulo externo de nuestro alrededor. El silencio ayuda a que prestemos atención a cada detalle. Por tanto, para maniobrar con la mayor destreza preferimos aparcar con la radio apagada. Incluso, algunos conductores solicitan el silencio y la colaboración de sus acompañantes.

No es de extrañar, los expertos recomiendan contar con la máxima tranquilidad y concentración para aparcar. Es una cuestión de cálculos y geometría. En primer lugar, aunque resulte obvio, hemos de recordar ser coherentes con las dimensiones de nuestro vehículo. Si el coche no cabe en el aparcamiento que hemos encontrado será mejor pasar de largo. Una vez hallado “el elegido” comienzan las maniobras y técnicas para dejar nuestro coche sin un rasguño.

Aunque aparcar sea la actividad más habitual en nuestro día a día, también suele ser una de las que más quebraderos de cabeza nos ocasionan. Es una de las que más terror causa entre los conductores. Pues delata a los menos habilidosos y son fuente de pequeños golpes y arañazos que nos hacen pasar por el taller.aparcar con la radio apagada

Según las conclusiones del estudio de Direct Seguros (2015) un 30% de conductores españoles admite que no sabe aparcar bien y que necesita más de una maniobra para aparcar en línea. Además, aparcar de oído es una tendencia bastante común entre los conductores españoles. Uno de cada diez admite aparcar a tientas con el parachoques, incluso aunque pueda preguntar a otras personas. Los que más aparcan de oído son los hombres, un 10% frente a un 8% de mujeres.

Asimismo, la aseguradora destaca que la mayoría prefiere aparcar en batería (33%) y en línea (29%). Otra de las manías más destacables es la necesidad de apoyarse en el asiento del copiloto (12%) en lugar de mirar por el retrovisor.

aparcar con la radio apagada

Pero no te preocupes si aparcar no es lo tuyo. Los avances tecnológicos en el mundo del motor no solo te ayudan a hacerlo, sino que ahora lo hacen por ti con sistemas como el Remote Parking Pilot de Mercedes-Benz.

Si estás cansado de buscar aparcamiento, descubre los mejores parkings de SevillaMadrid que hemos seleccionado para ti.