Mercedes Intelligent World Drive: la conducción autónoma que recorrerá el mundo

Escrito por: Concesur el 11 octubre, 2017

Mercedes pone a prueba la conducción autónoma del futuro en una ruta por los cinco continentes

Como ya se anunciara en el pasado Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt de septiembre, Mercedes-Benz iba a probar su sistema de conducción autónoma en un trepidante viaje que recorrería los cinco continentes en cinco meses. De hecho, fue Dieter Zetsche, presidente de la Junta Directiva de Daimler AG, quien dio el pistoletazo de salida a esta aventura sobre ruedas para desarrollar la tecnología y seguridad que marcará el futuro del automóvil.

El objetivo de esta hazaña es poner a prueba las funciones avanzadas de conducción automatizada de Mercedes con un prototipo experimental basado en la nueva berlina de serie. Un vehículo de la Clase S, que cuenta con funciones autónomas para realizar con éxito este proyecto, iniciado el pasado mes y que durará hasta enero de 2018.conducción autónoma

El coche Mercedes de este prototipo atravesará una serie de situaciones de tráfico de diversa complejidad con el fin de recopilar información con la mayor exactitud posible sobre los modos de conducción alrededor del mundo. De este modo, adquirirá una valiosa experiencia que permitirá el avance hacia la conducción autónoma del futuro.

Cinco meses, cinco continentes

El periplo, que comenzó en Alemania y continúa en China durante este mes de octubre, en noviembre recorrerá las carreteras de Australia y en diciembre viajará por Sudáfrica. El proyecto concluirá en enero de 2018, cuando el vehículo llegue a tiempo para el Salón CES en las Vegas. Un total de cinco continentes recorridos en cinco meses para adquirir datos de los hábitos de los conductores de diferentes países y seguir apostando por la innovación y la tecnología en Mercedes.conducción autónoma

En Alemania, la atención se centró en el comportamiento específico al circular por autopista y con tráfico congestionado. Mientras que el interés del recorrido en China está en el comportamiento de marcha en el tráfico denso de una metrópoli con varios millones de habitantes como Shanghái. En Australia, los especialistas de desarrollo aprovecharán el recorrido de Sídney a Melbourne para probar sus mapas digitales actuales. Seguidamente, la cartografía también copará los tests del área metropolitana de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. Por último el trayecto estudiará Los Ángeles y Las Vegas para evaluar el comportamiento en el espeso tráfico urbano, donde los vehículos pueden adelantar por la derecha.

Ola Källenius, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG, Investigación del Grupo y Desarrollo de Mercedes-Benz, afirmó que registrar, procesar e interpretar situaciones de alta complejidad en el tráfico rodado es la clave para una conducción autónoma y automatizada segura.

“Un entorno crítico en este contexto es el denso tráfico urbano. Por ese motivo, probamos conscientemente nuestras funciones de conducción automatizada en las situaciones habituales en las grandes metrópolis. De ese modo, nuestros vehículos no serán sólo más inteligentes, sino también más seguros”, añadió.conducción autónoma

Sistema de luces del futuro: Digital Light

Además, Mercedes aprovecha para probar un prototipo de faros que incorpora la tecnología Digital Light. Cada uno de estos faros está compuesto por chips con más de un millón de pequeños espejos, que emiten una luz de carretera permanente, de alta definición y no deslumbrante. Asimismo, los faros son capaces de proyectar marcas de luz sobre la carretera para, de ese modo, adquirir información del entorno. Este sistema de luces realiza funciones que se presentaron como visión de futuro a principios de 2015 en el prototipo experimental F 015 Luxury in Motion.

 Las nuevas tecnologías requieren un marco jurídico seguro

 Por otro lado, Mercedes-Benz está a favor de establecer un marco jurídico internacional que regule la conducción autónoma y automatizada. Al respecto, sus acciones se vinculan al acuerdo internacional sobre la legislación del tráfico por carretera, que establece un marco jurídico vinculante para las leyes nacionales y que, por el momento, exige obligatoriamente la presencia de un conductor.

“Las fronteras nacionales no deben ser un obstáculo para el progreso. La legislación debe avanzar al ritmo del desarrollo tecnológico. De lo contrario, no podrán llegar a la carretera innovaciones importantes para la conducción autónoma y automatizada”, aclaró Renata Jungo Brüngger, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG y responsable de Integridad y Asuntos Legales. “La seguridad en materia jurídica es un requisito básico para que la sociedad acepte la conducción autónoma. Por eso necesitamos cuanto antes una armonización internacional del marco jurídico”, concluyó.

No en balde, la conducción autónoma es uno de los cuatro pilares estratégicos que marcarán el futuro de Mercerdes-Benz. Esta, junto a la interconexión en red, el uso flexible y compartido de servicios y la propulsión eléctrica, protagonizarán la conducción del mañana.conducción autónoma

Si quieres descubrir cómo la revolución digital también ha transformado la compra de coches del futuro, no te pierdas nuestras nuevas instalaciones.

Fuentes: Híbridos y eléctricos; Esdiario.