¿Sabes cómo reaccionar ante rachas de viento mientras conduces?

Escrito por: Concesur el 1 febrero, 2018
viento

Durante la etapa de aprendizaje, la conducción se convierte en todo un reto. Son muchos a los factores a los que nos tenemos que atener para controlar las circunstancias externas que puedan dificultar nuestra tarea. Por eso, a la hora de examinarnos, los profesores mantienen que es importante que un alumno no se pruebe hasta que no tenga la seguridad y capacidades necesarias. Uno de los factores más decisivos para esta seguridad es el viento.

Aunque existen otros factores climatológicos como la lluvia o la nieve, el viento es un fenómeno más común que puede afectar de manera decisiva a nuestra conducción y acrecenta el riesgo de accidente. Por eso, debemos prevenir y tomar todas las medidas oportunas para combatirlo en lo posible.

Cinco consejos para combatir el viento al volante

Si algún día te enfrentas a fuertes rachas de viento mientras conduces, sigue estos consejos para reducir su impacto:

1. Sujeta el volante con firmeza

Ante situaciones límite como esta, necesitamos sacar toda nuestra destreza al volante. Las corrientes de alta intensidad pueden provocar que se desvíe la dirección de nuestro coche hacia uno de los lados de la carretera. Por eso, debemos agarrar el volante con las dos manos de forma segura e intentar no dar drásticos cambios de orientación. De esta manera, evitaremos que el viento tome el control de nuestro coche.

2. Acelerar y frenar con suavidad

Como hemos explicado antes, la regularidad en nuestra conducción es muy importante para mantener la estabilidad. Con cambios bruscos de velocidad, la carga del coche se va hacia una parte del vehículo, aumentando la posibilidad de producirse un sobreviraje. El sostenimiento de la velocidad es fundamental para prevenir un posible accidente.

viento

3. Moderar la velocidad

Obviamente y tal como hemos visto antes, la velocidad es uno de los factores clave para mantener la estabilidad. Por eso, debemos establecer un ritmo constante y moderado evitando movimientos repentinos y balanceos que puedan afectar a la dirección del coche. Al llevar una velocidad más reducida, también podemos reaccionar más rápidamente ante un imprevisto.

4. Usa marchas cortas

Al utilizar estas marchas, podemos responder con mayor suficiencia ante las ráfagas de viento. Cuando el motor va más revolucionado, tiene más potencia, que es lo que necesitamos para contrarrestar este fenómeno natural. Este consejo es especialmente útil en pasos elevados de montaña.

5. No adelantar vehículos voluminosos

Los camiones son vehículos especialmente peligrosos en estos casos. Su complicada aerodinámica provoca que sufran especialmente con fuerte viento, ya que tiene más superficie donde impactar. Además, en el caso de los conductores de un turismo, al intentar rebasar un camión nos puede hacer el efecto pantalla y el temporal puede golpear con fuerza a nuestro coche cuando lo sobrepasamos, así que debemos estar prevenidos ante ello.

Dos consejos extra para motoristas

6. Que tu equipaje ocupe lo menos posible

La aerodinámica es muy importante en el caso de las motos. Por eso, mientras menos bultos llevemos, el viento podrá hacer menor incidencia sobre la moto. Además, este peso extra en la parte posterior también puede afectar de manera decisiva al girar en una curva o en un movimiento brusco.

7. Inclínate contra el viento

Luchar contra las rachas de viento en el caso de las motos es complicado, por eso hay que hacerlo con la mayor destreza posible. Si el viento te golpea por el lado izquierdo, haz por cargar más peso en el pie izquierdo. De esta manera, compensaremos fuerzas y peso en la moto.

viento

Así que ya sabes, si un día te toca enfrentarte mientras conduces a rachas de fuerte viento, pon en práctica estos consejos y evita problemas más serios.

Si estás interesado en un Mercedes-Benz nuevo aquí puedes ver todos los modelos.

Si prefieres un Mercedes ocasión, te ofrecemos los mejores precios.