El conductor “infiltrado”: llega el radar camuflado en coches privados

Escrito por: Concesur el 25 octubre, 2017

Francia implantará el radar en vehículos que detectarán los excesos de velocidad a su alrededor

Los conductores camuflados recibirán una compensación por su labor y recaudarán ocho millones de euros

Francia lanzará un sistema nacional de radares camuflados en coches privados. El gobierno galo está ultimando los detalles de esta curiosa flota automovilística precursora de la seguridad en carretera. Este es el sistema con el que se pretende luchar contra los excesos de velocidad en el país vecino. ¿Surtiría efecto en España?La iniciativa francesa se pondrá en marcha el próximo mes de noviembre. Tras un período de pruebas que se inició en febrero en Normandía, estos coches-radares comenzarán a circular. Se acabó el usar el freno cuando el GPS nos alerte de un radar próximo. Los amantes del acelerador que no respetan los límites tienen los días contados.tasar coche gratis

Según la revista francesa del mundo del motor Auto Plus, el despliegue de la flota radar comenzará con 26 coches. Sin embargo, su número se irá incrementando progresivamente hasta llegar a 400 vehículos camuflados. Además, los conductores “infiltrados” recibirán una compensación por su colaboración. El equipamiento de los radares camuflados será muy difícil de detectar, por lo que pasarán desapercibidos por los demás conductores.

Por otro lado, según los cálculos de Auto Plus, Francia pasará de recaudar dos millones de euros por multas por exceso de velocidad a los ocho millones. Este aumento en el número de denuncias reportaría a las arcas públicas galas 357 millones de euros.radar

Este inaudito incremento de la recaudación es explicado por la publicación francesa. En la actualidad los agentes patrullan con el radar de velocidad operativo una media diaria de 1 hora y 13 minutos. Con el nuevo sistema de conductores civiles ese tiempo se multiplicaría. De este modo, se alcanzarían hasta las seis horas diarias de vigilancia efectiva.

La inversión del Gobierno francés en el nuevo sistema de radares asciende a 53 millones de euros. La revista gala se ha hecho eco de esta adquisición de vehículos, que junto a la instalación de radares, gestión de denuncias y pago de conductores civiles, prevé una rentabilidad del 85%.

 

Fuente: ABC Motor