La salud del conductor, el próximo reto de la tecnología del automóvil

Escrito por: Concesur el 7 febrero, 2018
salud

Tradicionalmente, los nuevos recursos tecnológicos del automóvil iban dirigidos a mejorar las prestaciones del coche. Ya sea a nivel de potencia o velocidad, estos vehículos se han modernizado notablemente en servicios al conductor. Sin embargo, los últimos adelantos en este aspecto van más enfocados a cuidar de la salud y seguridad del usuario.

Aunque es cierto que los coches habían mejorado de forma exponencial en cuanto a seguridad en los últimos años, el estado de salud del conductor no es algo que se estuviera analizando de forma concreta por el vehículo, así que esos nuevos avances pueden ayudar a que la experiencia en cuanto a conducción sea más positiva y, sobre todo, más segura.

La fatiga y el cansancio, principal causante de accidentes

Las imprudencias del propio conductor al volante son una de las principales razones de accidentes de tráfico. El consumo de bebidas alcohólicas, sustancias estupefacientes y otras negligencias al volante provocan cientos de incidentes en carretera cada año. No obstante, hay otros factores más fortuitos que provocan también que nuestra salud y seguridad mientras conducimos esté en peligro. La fatiga y el cansancio son dos peligrosos compañeros de viaje que a menudo se pueden combatir haciendo más paradas durante el camino, pero que también se pueden presentar sin avisar.

Para combatir esto, se están desarrollando diferentes alternativas para que el coche pueda detectar el estado del conductor y avisarlo. El método que se ha venido utilizando es el de localizar defectos en la conducción como la brusquedad en los giros del volante o el tiempo sin descansar, que pueden significar que el usuario está cansado y está afectando a su rendimiento al volante. Para ello, el propio coche avisa al conductor con una señal sonora y un mensaje de alerta en el cuadro de mandos sobre su posible estado de fatiga y le recomienda que detenga la marcha.

salud

Este sistema se está sofisticando hasta tal punto que ya existen algunos prototipos de sistemas que incorporan sensores en el volante y el asiento para conocer con más precisión el estado del conductor y poder notificarlo con mayor eficacia.

Detectar otros problemas de salud al volante es posible

Es cierto que el cansancio es uno de los asuntos de salud más ocasionales que podemos padecer al volante, aunque podemos sufrir muchos más. Los problemas del corazón son muy peligrosos mientras conducimos, ya que podemos provocar de manera involuntaria un accidente. Para ello, algunos vehículos empiezan a habilitar dispositivos para conocer las pulsaciones del conductor y, en el caso de que su estado cardíaco sea excesivo, recomendarle que se aparte de la circulación y llamar a emergencias.

Por último, el estrés es otro de los desencadenantes de incidencias de tráfico. En este caso, el coche analizaría el comportamiento del usuario y el estado de salud a partir de sensores biométricos para, una vez detectados niveles de estrés, interactuar con él intentando calmarlo con técnicas de relajación o invitándolo a descansar. En definitiva, convertir a nuestro vehículo en un asistente virtual que cuide de nuestra salud y evite accidentes que puedan afectar a terceros.

salud

Si estás interesado en un Mercedes-Benz nuevo aquí puedes ver todos los modelos.

Si prefieres un Mercedes ocasión, te ofrecemos los mejores precios.