Las sillas de coche para niños: 8 consejos para viajar seguro

Escrito por: Concesur el 3 octubre, 2017

¿Conoces los tipos de sillas de coche para niños que mejor se adaptan a tus hijos?

Desde que entrara en vigor la actual normativa que regula los sistemas de retención infantil –aprobada el 1 de octubre de 2015- ya no se puede viajar con niños en el asiento delantero del vehículo. Ni siquiera si los llevas en las sillas de coche para niños en sentido contrario a la marcha. De este modo, los niños menores de edad con una estatura inferior a 135 cm deberán utilizar un sistema de retención infantil homologado adaptado a su talla y peso. Asimismo, deberán hacerlo en los asientos traseros del vehículo.

Dado que la primera causa de mortalidad infantil son los accidentes de tráfico el correcto uso de sillas de coche para niños se torna esencial. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), tres de cada 18 menores de 12 años fallecidos en las carreteras en 2016 no tenían puesto el cinturón de seguridad o el correspondiente sistema de retención infantil. Entre las lesiones más frecuentes de los más pequeños en un siniestro vial destacan los daños en el cuello (hasta los 2 años), la cabeza (entre los 2 y los 4 años) y el abdomen (de 4 a 10 años).Tasación de coches gratuita

Por ello, viajar con los más pequeños de la casa requiere todo tipo de precauciones para evitar incidentes. Además de la óptima colocación de las sillas de coche para niños en los asientos traseros existen otros factores a tener en cuenta. La empresa española Help Flash, especializada en señalización led ante averías o incidentes, nos ofrece esta lista de consejos para superar nuestros trayectos con niños de forma segura:sillas de coche para niños

  1. Cuidado con la sujeción: El regazo de un adulto a más de 50 kilómetros por hora es incapaz de sujetar a un niño en caso de frenazo brusco. Así, además de contar con las sillas de coche para niños adaptadas según su edad y tamaño, también hay que verificar que cumple con la homologación europea. Los menores de cuatro años o que pesen menos de 18 kg deben ir sentados a contramarcha para proteger su cabeza y evitar lesiones cervicales en caso de choque frontal.
  2. Adapta la silla de coches para niños: Como sabes, los menores con una estatura igual o inferior a 135 cm deben utilizar un sistema de retención homologado en función de sus necesidades. En el caso de que la cabeza del niño asome por encima del respaldo de la silla será necesario pasar a un sistema superior. Así, los menores del grupo 1 (de 9 a 18 kg) requieren sillas con cinturones propios de cinco puntos de anclaje. El grupo 2 (de 15 a 25 kilos) deben utilizar una silla e ir sujetos con el propio cinturón del vehículo. Los del grupo 3 (de 22 a 36 kilos) tan solo requieren un asiento elevador que les permita adaptarse a los anclajes del cinturón de seguridad con normalidad.
  3. Elevadores con respaldo: Los elevadores son necesarios hasta que el niño alcanza los 150 cm de altura, los que no hayan llegado todavía a los 125 centímetros deberán utilizar un elevador con respaldo. Así, el pequeño quedará mejor sujeto en caso de impacto lateral.
  4. Comprobar la temperatura del vehículo: Los coches pueden convertirse en un habitáculo peligroso para los niños si han estado expuestos muchas horas al sol. Para evitar que los menores sufran golpes de calor es recomendable abrir las ventanas antes para que circule el aire, evitar que el sol dé sobre las superficies donde se sentarán los niños o encender el aire acondicionado. Su reserva de agua es menor, de modo que su temperatura corporal sube más rápido que la de los adultos. Asimismo, los niños deben beber agua y zumos durante los viajes para mantenerse hidratados.
  5. Ropa cómoda que permita libertad de movimientos: Es peligroso llevar a los niños con una chaqueta o un abrigo en el coche por muy cerca que vayamos. El abrigo ejerce una barrera ficticia entre el cuerpo del niño y el cinturón de seguridad. Así, al apretar el arnés no se está sujetando al menor, sino un abrigo que en caso de impacto se desinflará y dejará espacio suficiente para que el menor pueda salir despedido.
  6. Mantener la atención en la conducción: La seguridad de los más pequeños en el coche depende, en gran medida, de los adultos y, cómo no, del conductor, que debe afrontar el trayecto con tranquilidad y serenidad, especialmente cuando es necesario detenerse en el arcén por una emergencia. En estos casos, suele ser bastante complicado sacar rápidamente del coche a los menores, aún más en los vehículos de tres puertas. Por lo tanto, el conductor debe intentar señalizar su vehículo antes de colocar los triángulos para evitar así posibles accidentes derivados de la falta de visibilidad.sillas de coche para niños
  7. Fuentes de entretenimiento: Mantenerles entretenidos también mejorará nuestra seguridad en la conducción. Los pequeños necesitarán de juegos y formas de diversión que los mantengan distraídos. No es necesario que sean móviles o tablets, hay juegos tradicionales atemporales para los trayectos en coche.
  8. Paradas para combatir el aburrimiento: Siempre que un viaje supere las dos horas de duración se deben hacer pequeñas paradas para estirar las piernas. Más si vamos con menores en el coche.

Si además quieres evitar los errores más comunes en los viajes en grupo, este artículo te será de ayuda.

Fuentes: RACE y ABC