“Al final sólo era cuestión de práctica y de costumbre…”

Escrito por: Concesur el 23 mayo, 2018

El Reino Unido tiene muchas señas de indentidad que lo hacen un país muy especial. Sin embargo, una de las más reconocibles es su forma de conducir. Mientras que en la gran parte de grandes países tenemos que conducir por la derecha, en este país circulan en las carreteras por la izquierda, algo que se ha adherido a su propia cultura.

Esto dificulta la tarea para aquellos conductores que visitan el país inglés. Ya que tienen que acostumbrarse a esta manera de circular. Javier Álvarez probó la experiencia de conducir por la izquierda en su visita a Edinburgo (Escocia).  Y, aunque reconoce que al principio le resultaba un poco extraño hacerlo por el lado contrario, al final sólo era cuestión de práctica y de  costumbre.

El origen de conducir por la izquierda

Aunque el modelo más popular sea el de conducir por la derecha, el que primero se implantó fue el de la izquierda. En el Imperio Romano, se decidió circular por el lado izquierdo de la calzada, ya que esto facilitaba la monta a caballo (puesto que la mayoría de habitantes eran zurdos) y dejaba libre la mano derecha para controlar mejor a sus animales.

Esto se mantuvo durante mucho tiempo hasta que se empezó a extender el sistema contrario. El origen no está claro, pero parece que su origen radica en Francia. Como rebelión a Roma, Napoleón decidió que los franceses circularan por la derecha y así poder diferenciarse del resto de países. Al final, fue el Reino Unido uno de los pocos que mantuvo este sistema y que copiaron sus colonias como Australia o Estados Unidos, aunque esta última lo terminó cambiando.

¿Qué sistema es mejor?

Sobre esto existen diversidad de opiniones. Tanto los turistas que visitan el Reino Unido como viceversa, el procedimiento más práctico es el suyo propio. Sin embargo, lo único cierto es que ambos tienen algunas ventajas y otros inconvenientes.

Por ejemplo, en el sistema inglés es algo más complicado circular a través de las rotondas, ya que resulta más difícil entrar y salir de las mismas. Sin embargo, a la hora de cruzar hacia una calle transversal sí que puede ser algo más sencillo cuando circulamos por la izquierda.

conducir

En definitiva, no se puede decir a ciencia cierta que un sistema es mejor que el otro. Lo que sí debemos advertir es que hay que tener especial precaución cuando visitemos un país donde se circula en sentido contrario, ya sea tanto como peatones como conductores.

Si estás interesado en un Mercedes-Benz nuevo aquí puedes ver todos los modelos.

Si prefieres un Mercedes ocasión, te ofrecemos los mejores precios.