¿Por qué los españoles prefieren conducir a un coche autónomo?

Escrito por: Concesur el 23 febrero, 2018
coche autónomo

Los avances que se están implementando en los coches lo están haciendo a tanta velocidad que a los conductores les está costando adaptarse a los nuevos cambios. El desarrollo que han llevado a cabo las diferentes marcas en tecnología están siendo acogidos con agrado por los usuarios, pero el gran objetivo de la automoción a medio/largo plazo, el coche autónomo, no cuenta aún con la aprobación de la mayoría de conductores.

El escepticismo con el que está siendo recibido este nuevo método de conducción puede ser debido a que aún no se conocen demasiado bien los detalles de esta tecnología ni cuáles son los resultados que se están obteniendo en las diferentes pruebas realizadas, pero hasta ahora los consumidores no tienen demasiadas expectativas cercanas.

Los usuarios prefieren conducir al coche autónomo

Según un estudio realizado entre 11.000 personas, el 62% de los conductores reconoce que prefiere conducir él mismo a llevar un coche autónomo. Una cifra que refleja que esta tecnología aún no es muy conocida entre los usuarios. En Europa este porcentaje aumenta, ya que refleja que este número crece hasta el 66% de las personas que prefieren llevar su coche a que este vehículo conduzca automáticamente.

Entre las razones que argumentan estos conductores para preferir este sistema de conducción, están el propio placer que aporta conducir (86% del total), la independencia que proporciona el llevar el coche (72%) o que el ir en coche puede ser “una experiencia especial” (62%). Esto refleja que los conductores españoles tienen un gran aprecio por esta práctica, ya sea por obligación o, simplemente, por ocio.

coche autónomo

Las razones de esta preferencia

El tema del coche autónomo tiene muchas visiones para analizar. Una de las principales reticencias que existen entre los amantes de la conducción es la imposibilidad de tomar el mando del coche en cualquier momento. Aunque las pruebas cada vez reflejan resultados más positivos en cuanto a seguridad, sigue existiendo la preocupación de mucha gente de la dependencia de una vida sobre las decisiones de una máquina. Por eso, las marcas están optando por un sistema automático donde el conductor puede tomar el control en cualquier momento o sólo utilizar esta tecnología en tramos concretos.

Está claro que uno de los principales problemas que plantea este tipo de conducción es la seguridad. Sin embargo, se espera que estos vehículos tomen decisiones más acertadas que los humanos y que al, estar conectados unos vehículos con los otros, el número de accidentes se vea reducido de forma notable. La desaparición del arte de la conducción es otra de las grandes barreras para la introducción del coche autónomo en nuestra vida diaria. En la misma encuesta que mencionábamos anteriormente, una parte importante de los conductores (35%) advertía del peligro que podría suponer que se convirtiese en “un placer olvidado”.

coche autónomo

La opinión de los profesionales

Para conocer la opinión de un experto, contactamos con la Autoescuela Gilabert, escuela de formación vial en Huelva, que es escéptico sobre la idea de la implantación de este sistema en España: “No creo que la conducción autónoma se pueda asentar actualmente en España, ya que las carreteras aquí son muy complejas y no creo que este sistema pueda tener éxito aquí. En países como Estados Unidos, donde los trazados suelen ser muy rectos, sí puede tener más sentido, pero no creo que aquí cuaje este sistema. Además, la tecnología no está aún tan avanzada como para que podamos depender de un coche autónomo. No creo que la gente acepte que su vida pueda depender de un posible fallo de una máquina”.

Además, es tajante a la hora de la posibilidad de la sustitución de la conducción autónoma por la tradicional: “Nunca va a desaparecer la conducción humana. Las máquinas no pueden sustituir a las personas. Un coche no puede llevarte desde tu casa al trabajo con esa facilidad sin la intervención de un humano. No hay más que ver el tren circula por una vía y tiene un principio y un final y, aun así, necesitan la intervención de un maquinista”.

En definitiva, el coche autónomo parece ser el futuro del sector, pero aún hay que ver en qué condiciones se implementa y cómo se regula. Lo que parece seguro es que nadie parece querer renunciar a la posibilidad de poder conducir por sí mismo y no olvidar una de las actividades favoritas de muchos españoles y europeos.

Si estás interesado en un Mercedes-Benz nuevo aquí puedes ver todos los modelos.

Si prefieres un Mercedes ocasión, te ofrecemos los mejores precios.