El futuro coche Mercedes

Escrito por: Concesur el 18 diciembre, 2017
Sistema pre-safe plus Mercedes-Benz Concesur

Los nuevos Mercedes, capaces de predecir situaciones

El futuro ha llegado, los nuevos Mercedes serán capaces de predecir situaciones. Y no solamente eso, también serán capaces de reaccionar ante diversas situaciones.

Cada vez buscamos más seguridad y precaución a través de la tecnología. Por ello, los nuevos modelos de Mercedes serán algunos de los coches que más conciban la seguridad y la eficiencia. Sin el avance tecnológico no sería posible la predicción. De esta manera podemos reducir el riesgo de accidente y de combustible, considerablemente.

Gracias al uso de sensores, el intercambio de datos  o el sistema de navegación GPS, los nuevos Mercedes pueden predecir posibles accidentes.

Uno de los ejemplos es el sistema Pre-Safe Plus. El Mercedes GLC podrá detectar un choque en la zona posterior. Hablamos del clásico choque por alcance, que suele ser habitual en atascos y zonas urbanas con trayectos cortos.

Sistema pre-safe plus Mercedes-Benz Concesur

 

También, haciendo uso de un radar de proximidad. El coche, en caso de detectar un posible choque por alcance, automáticamente, activa las luces de emergencia a modo de advertencia, se bloquean los frenos, se ajusta asientos y cinturones para limitar las lesiones en los ocupantes, en caso de choque.

Pero la capacidad de predicción no termina aquí. Y es que el nuevo Mercedes GLC lleva una nueva evolución del sistema de gestión energética. Este sistema es capaz de reconocer las necesidades de la ruta. Permite adaptar la velocidad del coche y el funcionamiento del esquema motopropulsor para garantizar el mínimo consumo del trayecto.

Sistema pre-safe plus Mercedes-Benz Concesur

Pero no termina aquí. Mercedes ha confirmado que el nuevo Clase E será capaz de adaptar automáticamente la velocidad del coche. Para controlar la velocidad. Pero no sólo eso, gracias a un avanzado sistema de control de crucero adaptativo, también podrá realizar maniobras, en caso de posible colisión, pudiendo tomar el control de la dirección incluso en aquellas carreteras que cuentan con marcas viales poco visibles o en mal estado.