Tradicionalmente, los sistemas de tracción a las cuatro ruedas se reservaban para vehículos todoterreno. Sin embargo, en los últimos años, esta tecnología se ha ido implementando en modelos de calle, más enfocado en garantizar la máxima seguridad y estabilidad. Así nace el sistema Mercedes 4MATIC, nuestra particular tracción total que ha ido evolucionando y mejorando sus prestaciones en las últimas tres décadas.

El sistema 4MATIC entra en escena por primera vez en 1987 como parte del equipamiento opcional del Mercedes Clase E. Este primer acercamiento a un sistema de tracción a las cuatro ruedas fuera de un modelo todoterreno era aún primario en su funcionamiento. En 1992 el sistema de tracción total de Mercedes Benz vuelve a evolucionar. Pero, no sería hasta 1998 cuando se perfecciona esta tecnología y aparece la segunda generación de la tracción 4MATIC, de nuevo de la mano de la Clase E y el predecesor del Mercedes GLE, la Clase M.

Tracción total nieve
El primer sistema 4MATIC se presentó en 1987

Esta nueva evolución del sistema de tracción 4MATIC de Mercedes emplea por primera vez el ABS (sistema antibloqueo de frenos) como base de actuación. Más tarde, ya con la tercera y actual generación, esta tecnología integró el control electrónico de estabilidad, mejorando en seguridad y prestaciones. De esta forma, el sistema 4MATIC irrumpe en más modelos hasta alcanzar un total de una veintena de vehículos diferentes.

Qué es el sistema de tracción total Mercedes 4MATIC

Fundamentalmente, la tecnología 4MATIC de Mercedes es un sistema de tracción a las cuatro ruedas completamente automático que ha sido diseñado para que tu Mercedes Benz ofrezca siempre la mejor tracción posible y, por consiguiente, te permita disfrutar de una conducción placentera y totalmente segura. Este sistema se enfoca tanto en optimizar el rendimiento dentro y fuera de la carretera, como en garantizar el elevado confort de marcha que caracteriza a los vehículos de Mercedes Benz.

Mercedes 4MATIC

Aunque su funcionamiento resulte más completo de lo que parece, el sistema 4MATIC integra una serie de partes indispensables que se suman al sistema ABS y el control electrónico de estabilidad. Hablamos de componentes como una centralita electrónica, un mecanismo de doble embrague a precarga que actúa como un diferencial autoblocante, sensores de velocidad en las ruedas, un árbol de transmisión y el sistema 4 ETS (Electronic Traction System).

¿Cómo funciona el sistema 4MATIC?

El funcionamiento del sistema de tracción a las cuatro ruedas de Mercedes está completamente automatizado. Ha sido desarrollado para que no percibas su intervención cuando estás al volante de tu coche. Para ello, Mercedes 4MATIC puede distribuir la potencia entre el eje delantero y el trasero para garantizar la máxima tracción. Cuando se circula a bajas velocidades, el sistema puede actuar simultáneamente hasta en 3 de las 4 ruedas del vehículo, frenando o acelerando las ruedas en función de las necesidades.

Componentes 4MATIC

Por ejemplo, cuando una de las ruedas del coche pierde tracción, ya sea por las condiciones climatológicas o el estado de la carretera, el sistema 4MATIC lo detecta e interviene de forma inmediata. La centralita detecta la diferencia de revoluciones entre una rueda y las otras a través de los sensores de velocidad. En ese momento entra en escena el sistema de frenado para equilibrar la diferencia en la cadencia de giro entre los neumáticos.

Mientras tanto, la centralita electrónica manda la señal al sistema 4MATIC para que distribuya el par de forma idónea. Así, se mejora el agarre y el coche pueda superar el obstáculo de manera casi imperceptible. Bastan tan solo unos milisegundos para que toda esta operación se lleve a cabo, por lo que el conductor apenas percibe la actuación del sistema.

¿Qué modelos pueden equipan 4MATIC?

El sistema 4MATIC está enfocado en maximizar la seguridad y estabilidad en los modelos turismo de Mercedes Benz. Cada vez son más los vehículos que pueden equipar esta tecnología, ya sea de serie o como parte del equipamiento opcional. En Mercedes trabajamos para que conducir nuestros coches sea sencillo, confortable y, sobre todo, seguro

Mercedes compactos con 4MATIC

Mercedes compactos 4MATIC

La gama compacta de Mercedes Benz, con la Clase A y Clase A Sedán a la cabeza, también pueden equipar el sistema de tracción total 4MATIC. Junto a ellos, modelos como el CLA Coupé, el CLA Shooting Brake o la Clase B están disponibles de serie con tracción delantera o 4MATIC de forma opcional. Encontrarás el sistema de tracción a las cuatro ruedas disponible en las versiones 250 4MATIC y 200 d 4MATIC.

SUV Mercedes con 4MATIC

Modelos tracción total

Nuestros prácticos SUV, incluyendo al Mercedes GLA y al GLB (200 d 4MATIC, 220 d 4MATIC y 250 4MATIC) también ofrecen esta configuración en diversas motorizaciones. No podemos olvidarnos del exitoso GLC (200 d 4MATIC, 220 d 4MATIC, 200 4MATIC, 300 d 4MATIC, 300 e 4MATIC y 300 de 4MATIC), ni de su hermano mayor, el GLE (300 d 4MATIC, 350 e 4MATIC, 350 d 4MATIC, 350 de 4MATIC y 450 4MATIC). Por último, el GLS (350 d 4MATIC, 400 d 4MATIC, 450 4MATIC y 580 4MATIC) y el todoterreno Clase G, también ofrecen tracción total.

Mercedes berlinas y familiares con 4MATIC

Tracción total Mercedes

Las berlinas -y sus derivados- de Mercedes Benz, como en en los orígenes del sistema 4MATIC, también están disponibles en diferentes configuraciones con tracción total. Desde la Clase C (220 d 4MATIC y 300 d 4MATIC) hasta la Clase S (350 d 4MATIC, 400 d 4MATIC y 500 4MATIC). También encontramos este sistema en la Clase E (220 d 4MATIC, 300 e 4MATIC, 300 de 4MATIC, 400 d 4MATIC y 450 4MATIC), y en el CLS (400 d 4MATIC y 450 4MATIC).

Los Mercedes eléctricos y comerciales también ofrecen tracción total 4MATIC

Mercedes EQC 4MATIC

Por último, modelos como el crossover eléctrico Mercedes EQC (EQC 400 4MATIC) y la Clase V (220 d 4MATIC y 250 d 4MATIC), también lo tienen disponible. Sin olvidarnos tampoco de los vehículos comerciales Vito y Sprinter.